MMS “investigado” por La Sexta

Viernes 27 de Febrero de 2015, a les 19:00h, Palacio de Deportes de la Vall d’Hebrón (Barcelona)

Asistentes MMS Medicamento o veneno¿Por qué lo que se habla del MMS puede tener tal capacidad de atracción?
¿O es que todas las personas – casi 3.000 – que el 27 de marzo de 2015 acudieron a escuchar la charla sobre el MMS, acudieron engañadas?

Por: Montse Gallofré – 16 abril, 2015

Según el magazine Vendedores de Milagros que montó laSexta (ya que para que verdaderamente pudiera llamarse equipo de investigación debiera haber “investigado”), pelín faltó para que a toda la peña se nos encasquetase directamente la etiqueta de “secta”.

De entrada, a nuestro entrañable Josep Pàmies se les ocurrió bautizarle como gurú. Dado el aire de descrédito con que pretendieron envolver el contenido, debe ser que la definición de maestro o guía espiritual, que es lo que significa “gurú”, anda últimamente de capa caída. Encima no aplicaron el término con corrección, puesto que si Josep Pàmies es maestro en algo, en realidad es maestro del uso terapéutico de multitud de plantas. Del MMS es defensor, ya que conoce perfectamente los beneficios de su administración.

Una de las cosillas que al equipo de laSexta les faltó investigar, por ejemplo, es el currículum de los participantes, puesto que dos de las personas que intervenían como ponentes eran médicos. A la Dra. Isabel Cusó sencillamente la obviaron. Y en cuanto a la Dra. Teresa Forcades, monja benedictina, la nombraron sucintamente como “ella”, “la monja”.

No nos quedó nada claro donde veían el supuesto “negocio” con el que comparaban la difusión de información sobre el MMS y las plantas medicinales naturales, con la venta del colchón que aporta “oxígeno” a los sexagenarios por el módico precio de 3.000€.

Tampoco nos pareció que hubiesen investigado mucho para saber a qué correspondía el dinero recogido en la caja que aparece en la filmación. A poco que hubieran buscado seguro que hubieran encontrado el cartel del acto. Y hubieran podido leer: se agradecerá aportación para cubrir los gastos de alquiler del Palacio de Deportes… aportación mínima personal 4€. Por cierto, el total recogido no alcanzó a cubrir los 10.000 y pico de € de alquiler de sala.

MMS - Cartell 27-02-15Si hubiesen investigado con algo más de profundidad y seriedad, quizá habrían llegado a darse cuenta de que si los fármacos convencionales funcionasen eficientemente para el tratamiento de las enfermedades a que se los destina, ningún medicamento o tratamiento alternativo, por seductora que pudiera ser su propaganda, lograría atraer la atención de la ciudadanía.

Y se hubieran encontrado con perlas como éstas:

  • Los textos de farmacología informan a los médicos de lo difícil que resulta separar los efectos adversos atribuibles a la acción de un fármaco, de los síntomas propios de la enfermedad. Muy frecuentemente el fracaso del tratamiento se atribuye a la enfermedad y no al fármaco ni al médico.

  • Sólo se denuncian un 5 por ciento de reacciones adversas a un fármaco, cuando en realidad cada año se producen cinco millones de reacciones a medicamentos. Si los hospitales admitieran el número real de errores y fallos, superior a 20 veces lo que se denuncia, tendrían que soportar un incremento de control exhaustivo.

  • La Oficina de Contabilidad General (GAO – General Accounting Office, una agencia gubernamental de Estados Unidos), encontró que:

    1. de los 198 fármacos aprobados por la FDA entre 1976 y 1985… 102 de ellos (o sea, un 51,5 por ciento) presentaban graves riesgos con posterioridad a su aprobación. Los graves riesgos posteriores a la aprobación de los fármacos incluían: fallo cardíaco, infarto de miocardio, anafilaxis, crisis respiratoria y fallo respiratorio, ataques de epilepsia, fallo hepático y renal, grave trastorno de la sangre, defectos de nacimiento y toxicidad fetal, y ceguera.

    2. Tras una investigación que se prolongó durante un año entero, informaron que dado que los médicos pueden recetar legalmente cualquier fármaco a cualquier paciente para atender a cualquier condición, las empresas farmacológicas promovían generosamente la utilización normalmente inapropiada de los fármacos para indicaciones distintas a las habían sido autorizados, y sobre las que no se habían realizado las debidas pruebas, a pesar de que los fármacos se habían aprobado únicamente para aquellas indicaciones específicas que se habían sometido a prueba.

    3. Las principales reacciones adversas medicamentosas se presentan con los antibióticos (un 17 %), los fármacos cardiovasculares (17 %), la quimioterapia (15%), y los analgésicos y agentes antiinflamatorios (15%)

  • Desde 1977 hasta 1980, la Food ad Drug Administration (FDA) destapó a 62 médicos que habían entregado informaciones clínicas manipuladas o totalmente falsificadas. También fue la FDA quien reveló, a través de un estudio que dirigió, que uno de cada cinco médicos investigados que llevaban a cabo investigaciones de campo de nuevos fármacos, había inventado los datos que enviaron a las empresas farmacéuticas, y se había embolsado los honorarios.

    A la empresa farmacéutica le resulta muy fácil apañar unos ensayos clínicos apropiados contactando con un simpático clínico que le proporcione los resultados deseados que deberían concurrir con lo que se pretende que el fármaco a aplicar produzca. El incentivo para que los investigadores clínicos fabriquen información es enorme. Las empresas farmacéuticas americanas pagan hasta 1.000 dólares por sujeto, lo que permite que algunos doctores se embolsen hasta 1 millones de dólares anuales provenientes de la investigación en fármacos, y los investigadores clínicos saben muy bien que si no fabrican la información que se desea de ellos, no se les encargará ningún trabajo más.

  • En 1984 el actual tipo de comportamiento de las corporaciones farmacéuticas quedaba ya ampliamente demostrado por la arrolladora exposición efectuada por el Dr. John Braithwaite, en su libro CORPORATE CRIME IN THE PHARMACEUTICAL INDUSTRY (Crimen corporativo en la industria farmacéutica).

    En la época en que efectuó la investigación del tema, y que incluyó a empresas farmacéuticas de Estados Unidos, Reino Unido, Australia, México y Guatemala, el Dr. Braithwaite era Criminólogo de Investigación en el Instituto de Criminología de Australia, y miembro de la Fundación Fulbright afiliada a la Universidad de California, Irvine, y al Centro de Corporaciones Transnacionales de Naciones Unidas.

    El libro del Dr. Braithwaite describe muchos ejemplos que muestran la profundidad y gravedad a que ha llegado el crimen en la industria farmacéutica, desafiando las leyes que intentan regular la seguridad de los fármacos a través de publicidad engañosa, sobornos y corrupción internacional, fraude en los ensayos de seguridad de los fármacos, negligencia criminal en la fabricación de fármacos no seguros utilizando estrategias de evasión de las leyes internacionales…

    La industria farmacéutica ostenta un registro de infracciones a la ley mayor que ninguna otra industria.

    Las empresas farmacéuticas se ven fuertemente tentadas a falsear sobre la seguridad de sus productos ante las autoridades sanitarias. La mayoría de datos sobre los que se basa el Comité de Evaluación de Fármacos Australiano para decidir sobre seguridad y eficacia proceden de otros países, particularmente de Estados Unidos. Sin embargo, la investigación sobre fraude científico en Estados Unidos ha dejado de relieve que existe un problema sustancial en los ensayos de seguridad de fármacos.

  • En 1989, Ulrich Abel, Epidemiólogo en la Clínica Oncológica de Heidelberg/Mannheim, Profesor de la Universidad de Heidelberg, Doctor en Filosofía y bioestadista alemán, tras publicar docenas de artículos académicos sobre la quimioterapia en el cáncer, escribió una monografía: Quimioterapia en el cáncer epitelial avanzado 1, que posteriormente fue publicado en forma abreviada, revisada por profesionales colegas (peer-reviewed) en la revista médica The Lancet, en 1991. El Dr. Abel presentaba un análisis detallado, realizado sobre más 3.000 artículos de pruebas clínicas y publicaciones, en el que examinaba el valor de la quimioterapia citotóxica sobre el cáncer epitelial avanzado. Este tipo de cáncer es aquel con que más familiarizados estamos, puesto que el tejido epitelial se encuentra revistiendo órganos corporales como el pecho, la próstata, el pulmón, el estómago o el intestino.

    La conclusión del Dr. Abel, tras esta exhaustiva revisión, fue que no había encontrado ninguna evidencia directa de que la quimioterapia prolongase la supervivencia en pacientes con carcinomas avanzados. Comentó que quizás podía apreciarse un ligero beneficio terapéutico en el cáncer de pequeñas células pulmonares, y quizás en el cáncer de ovario. Y seguía diciendo: “Muchos oncólogos dan por descontado que la respuesta a la terapia prolonga la supervivencia, opinión basada en una falsedad que ningún estudio clínico respalda”.

    Más de veinte años después de la exhaustiva revisión del Dr. Abel sobre quimioterapia, su uso en el tratamiento del carcinoma avanzado no parece haber disminuido. Y no sólo no ha disminuido sino que cuando la quimio y radioterapia convencional no funcionan para prevenir la metástasis en el cáncer de pecho, el tratamiento que se elige es la quimioterapia de alta dosis junto con el trasplante de células madre.

    Desde 1989 no ha aparecido ningún estudio de seguimiento similar en extensión al efectuado por el Dr. Abel, para informar si se ha producido mejoría en las estadísticas de supervivencia al cáncer desde esa fecha. Sería necesario investigar si no es la propia quimioterapia la responsable de los cánceres secundarios, en vez de ser una extensión de la enfermedad original. La pregunta es ¿por qué no han sido aprobados – ni se están utilizando – otros tratamientos alternativos para el cáncer?

1 Chemotherapy of Advanced Epithelial Cancer (Hippokrates Verlag, Stuttgart, Germany, 1990).

PHILIPPE PIGNARRE - “Están inventándose enfermedades”

Mariano Pérez Alvarez - Inventan enfermedades para comercializar fármacos

Richard Roberts - El fármaco que cura del todo no es rentableY tenemos más, muchísimo más material, en el que doctores honestos han expuesto las incongruencias, corruptelas e intereses, que mueven las fichas en el negocio de la salud. Por cierto, la FDA (Food and Drug Admnistration), que sirve de punto de referencia a nuestros magazineros de laSexta, queda bastante en entredicho.

Si están interesados en formarse un poco en el tema, no tienen que preocuparse. Iremos colgando esos artículos -casi todos en inglés-, y si nos lo piden, incluso se los podemos traducir GRATIS.

Por cierto, un último consejo, en un mismo programa en el que se ofrecen grabaciones de eventos diferentes, intenten buscar para cada uno un desestabilizador (lo que los ingleses llaman debunker), que no sea tan notorio. Si no tienen más de uno, siempre queda el recurso de colocarle un disfraz que lo haga aparecer diferente.

La entrevista a Josep Pàmies, en Catalunya Ràdio

La entrevista a Josep Pàmies, en Catalunya Ràdio.

La conferencia de Josep Pàmies a los estudiantes de Medicina, en la Universidad de Barcelona.

La conferencia de Josep Pàmies a los estudiantes de Medicina, en la Universidad de Barcelona.

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Artículos, Des-información. Guarda el enlace permanente.